DE ESTAS CINCO GUITARRAS Y UN LAÚD…

Podría escribir hasta un tratado, pero me basta decir dos cosas: que mi vida cambió al conocer estos instrumentos, y que son los objetos más amados.

Hace 20 años que toco (o pretendo tocar) guitarra, desde entonces tengo la extraña necesidad de componer canciones y sé que eso no me hace artista, o experto, ni siquiera conocedor; simplemente soy una persona afortunada de haber descubierto en la música, esas alas que los humanos añoramos aún sin haberlas tenido jamás. Seguramente estas guitarras hubieran quedado mejor en otras manos, pero fueron ellas quienes me eligieron para otorgarme el regalo de sus voces. Es entonces justo, por no decir urgente, este pequeño homenaje que he preparado en su honor.

La Primera:

Guitarra genérica de Paracho guitarra de Paracho vista lateral

Una guitarra genérica hecha en Paracho Michoacán comprada en 1986 para adornar la sala de mi casa, la curiosidad me hizo averiguar cómo afinarla y después aprender los acordes básicos con ayuda de un amigo de la prepa. Esta fue la culpable de que la música se hiciera presente en mi cabeza y mis venas. También con ella “perpetré” mi primera canción, una baladita con tintes de protesta que se llama Yo Cualquiera De Estos Días.

Tiene la tapa y el brazo de pino rojo, la espalda y costillas son de ciprés, su voz es profunda y sonora pero siempre fue muy dura para tocar (cosa buena cuando se empieza pues se adquiere fuerza en los dedos y la muñeca), aunque le hice “talacha” para rebajar el puente no mejoró gran cosa. Con ella pasé cuanto puede pasar a un adolescente hasta que la “jubilé” en 1991, ustedes saben de lo que hablo, esta guitarra costó 40 pesos y hoy no la cambiaría por una Martin JC16GTE con estuche de lujo.

La Segunda:

Samick SC-330Samick SC-330

Una Samick SC-330 coreana fue la primer guitarra “de marca” que tuve, es la que más tiempo toqué y por lo mismo la que tuvo que aguantar la mayoría de mis composiciones. Con ella, cuando estudiaba la Universidad debuté como “cantautor”en La Peña Bohemia en 1992, que por ese entonces era el único lugar donde se tocaba música en vivo en Guanajuato capital, ahí di a conocer muchas de mis canciones hasta 1995 en que mis estudios me impidieron seguir en la farándula. Fueron 10 años más (con la muy breve interrupción de una Ibanez) que la Samick me acompañó, incluso le instalé una pastilla Belcat para transformarla en electroacústica. Esta guitarra tiene tapa laminada de pino, brazo de caoba con diapasón de ébano y cuerpo de paloescrito, siempre ha sonado hermoso.

La Tercera:

guitarra española Bellidoguitarra Bellido 2

Una electroacústica E-CJWE1C hecha a mano por el luthier español Manuel Bellido, este instrumento es una obra de arte. Cuando por razones de trabajo visité la ciudad de Granada, estaba empeñado en adquirir una auténtica guitarra española como souvenir, pero jamás me imaginé que acabaría en el taller de la familia Bellido (que fabrica guitarras desde el siglo XVII) conociendo y tocando los más maravillosos instrumentos que he visto jamás, una experiencia incomparable y muy difícil de repetir. La guitarra es de caoba con tapa sólida de cedro, y tiene una pastilla Fishman con previo Classic 4, su sonido es exquisito.

La Cuarta:

Ovation CC043Ovation Celebrity CC043

Ovation Celebrity CC043, mi favorita y la que más uso actualmente. Desde que ví por primera vez a Mexicanto en el extinto programa Tienda y Trastienda de Víctor Trujillo, quedé fascinado con esas extrañas guitarras que blandían Sergio Félix y David Filio cuando cantaron Coincidir. No se si fue lo mucho que me gustó la canción, pero el caso es que desde ese momento decidí que algún día me haría de una Ovation. Ese día llegó en enero del 2003, una solitaria CC043 Ruby Red Burst me esperaba en una tienda de instrumentos de León. Esta Celebrity tiene espalda de Lyrachord, brazo de caoba, tapa de pino y puente de nogal. Viene equipada con una pastilla Ovation ThinLine y previo Ovation OP-20 con afinador cromático integrado.

La Quinta:

Ovation CS457CS457 Celebrity

Una bellísima Ovation Celebrity De Luxe CS257 que adquirí hace algunos meses en Mercado Libre. Tenía la espinita de experimentar con una guitarra de cuerdas de metal, y esta me llenó el ojo de inmediato. Tiene la espalda de Lyrachord, tapa de pino y brazo de Nato, se acompaña con una pastilla Ovation ThinLine con previo Ovation OP-30.

El último (en orden pero no en importancia):

Laúd españollaúd español 2

Un Laúd tipo español fabricado en Paracho, apenas empiezo a conocerlo y me encanta ese aire antiguo que lleva en la voz. Fue un regalo de cumpleaños, por eso y por quien me lo obsequió, este pequeño instrumento tiene el privilegio de ser el primero y único en su tipo, por ende, es el laúd más valioso que existe en la Tierra.

Estas son mis queridas guitarras, estas son y serán siempre mis alas.

Anuncios

6 comentarios en “DE ESTAS CINCO GUITARRAS Y UN LAÚD…”

  1. Que tal estoy pensando comprar una samick sc solo tengo mis dudas en tu opinión me la recomiendas? Soy nuevo en esto de las guitarras clásicas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s