GUITARRAS OVATION: TECNOLOGÍA Y TRADICIÓN

La guitarra acústica o criolla es un instrumento que no ha variado en su construcción desde hace mucho tiempo, su desarrollo ha estado siempre ligado a una larga tradición europea como lo expresé en otros artículos relacionados con este tema.

El cambio más significativo se dio sin duda a principios de la década de los 60, cuando el ingeniero norteamericano Charlie Kaman, buscaba componentes novedosos que redujeran la vibración mecánica en los rotores de helicópteros. Curiosamente, Kaman (que era un aficionado a la guitarra), no logró avances significativos en su investigación, sin embargo identificó algunos materiales que hacían exactamente lo opuesto a lo que esperaba encontrar, pues eran capaces de transmitir y amplificar las vibraciones de una manera precisa y constante.

Entonces pensó que podría ser redituable para su compañía aeroespacial el diversificar sus funciones, así que en 1964 comisionó a un equipo de ingenieros y técnicos para probar diferentes tipos de guitarras e identificar aquellas partes que eran susceptibles de mejoras. Aplicando los conocimientos adquiridos sobre el comportamiento de las ondas sonoras, Kaman y su equipo llegaron a la conclusión de que la madera, material empleado tradicionalmente en la fabricación de guitarras, y la misma disposición de las piezas que integran el instrumento, presentaban algunas limitaciones acústicas importantes como:

- La dificultad de obtener la forma deseada con piezas de madera. Esto implica un costo elevado de mano de obra y el empleo de refuerzos internos que, como en las guitarras convencionales, serían de los obstáculos a la propagación del sonido (absorción del mismo, y creación de patrones vibratorios repetitivos sonidos que un oído humano educado percibe como ruido indeseado).

- La caja de una guitarra debe vibrar para ayudar a amplificar el sonido. Para vibrar correctamente, debe ser extremadamente fina y la madera delgada es muy frágil por supuesto; el sonido, como la luz, se refleja y transmite mejor por una superficie no porosa y la madera, por su origen orgánico es porosa.

- La estructura celular de la madera y los aceites naturales que contiene varían considerablemente, no sólo de una guitarra a otra, sino en cada una de las piezas del instrumento. Las variaciones de densidad de la madera hacen difícil la definición de características vibratorias constantes.

- Una “espalda” cóncava y curveada en una guitarra, es mucho mejor que la tradicional pieza plana que se había empleado desde hace cientos de años, porque un caparazón funciona como la concha acústica de los teatros modernos.

Un cambio de diseño tan dramático requería también del empleo de otro material con características diferentes a la madera, pues era necesario que fuera moldeable, resistente y además presentara las propiedades acústicas que se esperan en un instrumento musical.

Para descubrir un material libre de todas estas desventajas, los ingenieros de Kaman hicieron primero estudios acústicos sobre numerosas sustancias laminadas, particularmente sólidas y sin embargo ligeras. Finalmente, encontraron uno que se podía ajustar a voluntad en su estructura molecular (químicamente por tratamiento calorífico) para obtener un grado preciso de resonancia. Le llamaron – Lyrachord-.

El Lyrachord está formado esencialmente por fibras omnidireccionales de silicón, tejidas con resinas y fibra de vidrio dispuestas tanto longitudinal como transversalmente. Este material puede ser moldeado por compresión a una temperatura de 350 grados centígrados, con precisión tal que puede adoptar cualquier forma, totalmente libre de piezas adicionales de refuerzo. Es extremadamente resistente a impactos, así como a cambios de humedad y temperatura. Presenta una superficie densa, altamente reflectora con cualidades acústicas muy superiores a la madera. Su composición orgánica es invariable, asegurando características vibratorias uniformes, no sólo de un instrumento a otro, sino entre los sonidos producidos por cada una de las cuerdas en el mismo instrumento. Estas ventajas se reflejan en una notable calidad sonora y perfecta afinación. La caja en forma de concha es moldeada con la ayuda de un equipo pesado de alta tecnología, no obstante, hay numerosas operaciones manuales que son necesarias para la añadidura de piezas indispensables para el ensamblaje final de la guitarra, su acabado y su integración al resto del instrumento, también se decidió conservar la tapa de madera para asegurar las cualidades orgánicas del sonido característico de la guitarra. Se trata entonces de un matrimonio sutil entre herramientas sofisticadas y trabajo manual artesanal.

El prototipo de esta guitarra fue probado por músicos de distintos géneros, de ellos el artista de folk Glen Campbell quedó gratamente impresionado por la calidad tonal del sonido, después de tocar varias canciones, dijo a Charlie Kaman que esa guitarra verdaderamente se merecía una ovación, sin querer, le había dado nombre a tan revolucionario instrumento musical pues Kaman decidió bautizarlo Ovation (ovación en inglés).

En adelante, Campbell adoptó la Ovation como su guitarra exclusiva en grabaciones y presentaciones en vivo. De la amistad entre este cantante y Charlie Kaman surgió otra innovación que resultaría imprescindible el día de hoy en cualquier guitarra. Todo comenzó cuando Campbell conversaba con Kaman sobre los inevitables problemas de tener que utilizar un micrófono para amplificar la guitarra durante los conciertos, el instrumento debe permanecer siempre cerca del micro y eso, además de limitar considerablemente la movilidad del músico, significaba concentrarse en mantener el hueco de resonancia del instrumento en la misma posición durante todo el desarrollo de la interpretación. A veces –decía Campbell- su atención se fijaba más en estos detalles técnicos que en la canción que estaba tocando.

Casualmente Jerry Reed, un músico amigo de Campbell, meses atrás había tenido la ocurrencia de instalar en una de sus guitarras un rudimentario micrófono interno que, a diferencia de los convencionales, no funcionaba mediante una membrana, sino que estaba hecho con láminas de cobre piezoeléctricas lo suficientemente pequeñas como para ser colocadas bajo el puente del instrumento, y transformaban las vibraciones de las cuerdas en impulsos eléctricos que se transmitían a través de un cable externo hasta un amplificador. Aunque el sistema no sonaba del todo bien, porque eran notorios los defectos de balance tonal, Kaman intuyó que el concepto era bueno y se dedicó a perfeccionar el invento de Reed, que por su forma plana comenzaron a llamar “pastilla” en vez de micrófono.

Kaman primero desarrolló una nueva “pastilla” en base a cristales piezoeléctricos, que mejoraban los defectos del modelo creado por Reed, después estudió la relación entre la vibración de las cuerdas, la de la tapa de la guitarra Ovation, y la sensibilidad de la pastilla hasta encontrar el balance óptimo que permitiera un excelente tono acústico con gran volumen. Sin embargo, para lograr esas cualidades, la pastilla eléctrica debía tener gran impedancia (oposición de un circuito o de un componente eléctrico al paso de una corriente eléctrica alterna), esto significa que la calidad del sonido decrece mientras más largo es el cable que transmite la electricidad. Kaman lo solucionó integrando un ecualizador activo (alimentado por una batería) al cuerpo de la Ovation. Había nacido la guitarra electroacústica, el éxito fue tal, que en la actualidad el 90% de las guitarras que se fabrican en el mundo (sea cual sea su marca) tienen instalado un sistema de preamplificación similar al inventado por Kaman.

Las marca Ovation, hoy día es el referente de la guitarra electroacústica por excelencia, ha extendido su línea de instrumentos a lo largo de sus cuatro décadas de existencia, fabricando además mandolinas, bajos acústicos, guitarras de cuerpo sólido y la línea Adamas (guitarras hechas 100% de fibra de carbón). Ovation se mantiene en el gusto de muchos artistas de todas las nacionalidades por las extraordinarias características acústicas de estos instrumentos, entre sus patrocinadores están Brian May (Queen), Robert Smith (The Cure), Shakira, Kaki King, Philip Anselmo (Pantera), Al Dimeola, Adrian Legg, Melissa Etheridge, Matthias Jabs (Scorpions), Fernando Delgadillo, Yngwie Malmsteen, Vince Neil (Mötley Crue), David Mustaine (Megadeth) y Shania Twain.

Yo mismo tengo la fortuna de poseer dos guitarras Ovation, pero esa es otra historia que deberá ser contada a su tiempo. Si te interesa conocer más sobre esta marca, haz clic en este enlace .

About these ads

4 pensamientos en “GUITARRAS OVATION: TECNOLOGÍA Y TRADICIÓN”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s